Amuletos de la Suerte 🍀 Talismanes

¿Tienes un amuleto de la suerte? Podría ser un objeto teñido de nostalgia regalado por un pariente. Tal vez algo que pertenecía a una celebridad o una prenda de ropa que llevas a los partidos, y que hacen que tu equipo de fútbol se asegure otra victoria.

Estos objetos esotéricos son tan ancestrales como la propia humanidad, y se usaron desde la antigüedad para escapar de los peligros y energías negativas, tanto espirituales como físicas.

Los supersticiosos saben cómo atraer la buena suerte y la importancia de un amuleto, porque si lo perdemos u olvidamos, podemos echarlo en falta cuando necesitemos algo de ayuda para aprobar un examen.

Quizás piensas que es una tontería, tal vez la creencia en algo es más importante que el objeto en sí mismo, pero es una mezcla de superstición y tradición cultural basada en magia y brujería, y el término deriva del latín “amuletum“, del griego “telesma” y del árabe “tilasm“, que ha trascendido de un país a otro, y de una cultura a otra.

Empezaron a convertirse en “amuletos de la suerte” cuando la gente empezó a confiar en los objetos físicos que podemos ver y tocar, como un atleta y sus calcetines de la suerte, en lugar de palabras… menos permanentes y tangibles.

Hoy en día, cualquier cosa puede ser un amuleto para cualquier propósito; casi siempre es para atraer la suerte, pero también la salud, la abundancia, la fortuna, el dinero… o como protección para su portador.

Por eso, amuleto es la forma genérica para referirnos a “cosas que dan buena suerte“, independientemente de su naturaleza u origen, porque un elemento del feng shui, un pequeño buda, una pieza de plástico o una planta de ruda pueden ser tan poderosos como una esfera de cuarzo tallada a mano, siempre y cuando se haya programado su intención.

Hablamos pentagramas, escapularios, ojos turcos, patas de conejo, del ojo de Dios, del cornicello, atrapasueños, herraduras, el trebol de 4 hojas, …


Diferencia entre Amuleto, Talismán y Encanto


  • Los amuletos generalmente ofrecen protección por diferentes medios, por ejemplo atrayendo la buena suerte, quitando energías negativas, malos espíritus, previniendo ataques psíquicos, ansiedad y enfermedad. Los amuletos son usados ​​por las personas como un mecanismo espiritual de defensa, para actuar como un escudo que bloquea el mal que los rodea, y como imán para todo lo bueno y positivo.
  • Los talismanes atraen energías más específicas. Podría crear o consagrar un talismán para atraer riqueza, un nuevo trabajo o mejorar su relación. Si está luchando con algún aspecto particular de su vida, sea lo que sea, puede cargar un talismán con las frecuencias que desea atraer y luego usarlo.

¿Qué son los Encantos?: Se siguen usando hoy en día, y aquí te dejo algunos ejemplos reales.

  1. ¿Alguna vez has ido a la iglesia y has escuchado una bendición? Eso es un amuleto.
  2. ¿Qué tal si alguien te desea un feliz cumpleaños? Eso también, y se conoce como encanto.
  3. … todas estas cosas son amuletos.

Las piedras preciosas y los metales

  • La gema y/o el metal utilizado pueden ayudar a amplificar lo que estás tratando de alcanzar.
  • ¿Buscas protección que también te calme? La plata y el cuarzo o el diamante sería la mejor manera de hacerlo.
  • ¿O estás buscando ese amor verdadero y quieres conocer a esa maravillosa persona de ayer? El oro y los rubíes o el jaspe rojo encajarían en la cuenta.
  • Los colores y los materiales son tan importantes para tu encanto o talismán como la intención.

Cabe mencionar el poder de la numerología y la influencia de los números de la suerte.

Amuletos para Atraer la suerte

Ya sea para atraer la suerte, el amor, la salud, la fortuna, el dinero o bien para protegernos, estos accesorios mágicos pueden ser Joyas (anillos, colgantes o pulseras), gemas semipreciosas o piedras preciosas, figuras, estatuas u otros objetos de uso cotidiano como unas monedas o las llaves.

Trebol de cuatro hojas

Desde su origen, muchas culturas han considerado amuletos a plantas, animales, canciones, oraciones, etc.

Algunos pueblos usaban dibujos y símbolos, con los que decoraban las paredes y techos de sus casas, cuyo significado tenía el único fin de conseguir bienes o bendiciones, y salvaguardase de la mala suerte, el mal de ojo, el diablo, la muerte o cualquier otro peligro que podía acecharlos.

Déjame darte ideas para encontrar ese objeto que te ayude en tu búsqueda de lo que necesitas, y a evitar las energías negativas del mundo.

Consigue ya tu amuleto


Cómo programar la intención de un amuleto

La intención es la que determina el poder del amuleto, y por eso se puede crear prácticamente con cualquier objeto. Aún así, siempre es más sencillo echar un encanto que obtener un amuleto de la buena suerte, aunque sea de fabricación artesanal.

Si te concentras en un botón y quieres que te traiga buena suerte o prosperidad, no importa que sea de plástico y de poco valor, proyectará tu deseo hasta potenciar su influencia.

La intención es lo suficientemente fuerte como para llamar a tu suerte o sentirte protegido/a.

Si te concentras en una cosa cotidiana (un collar, un anillo o un figurita tallada a mano), te traerá amor y felicidad y, por supuesto, los amuletos artesanales tendrán más fuerza que los que vienen de fábrica, porque, mientras lo fabricas, te enfocas en él y programas la intención durante su creación. 

Comprar talismanes y amuletos

Los primeros amuletos

Los primeros hombres y mujeres guardaban el amuleto de la suerte con mucho cuidado, porque pensaban que formaban parte de algún suceso afortunado, y de ahí que se les atribuyeran este poder (como superstición).

A medida que evolucionó la técnica y la fabricación de herramientas, estos símbolos y tótems fueron más elaborados y detallados, lo que permitía al usuario escoger su color, forma y tamaño, incluso atribuyéndole su poder mediante una intención.

En aquellos tiempos eran objetos de origen natural, como piedras, (algún prisma o mineral), un trozo de madera de forma o color peculiar pero, en definitiva, cualquier objeto que destacara y que, a nuestros antepasados, les pareció que podrían proporcionarlos suerte o protección por superstición o leyenda.

Tipos de Amuletos y Usos habituales

Conocemos tantos tipos y variedades de amuletos como personas, porque cada persona puede valorar de diferente manera la importancia del objeto, en base a su cultura, fe o creencia, reconozca o no la dependencia que le liga a él.

Un amuleto puede ser poderoso por si mismo, porque su propietario considera que posee propiedades mágicas pero, en otras ocasiones, estos deben ser personalizados, sacralizados y debidamente preparados para conseguir su objetivo, adaptando formas, colores, textos y otras características que, por su simbología, consiguen dotarlos de propiedades místicas.

Lista de Amuletos para atraer la Buena Suerte

En todo el mundo, los objetos raros y únicos son vistos como “fetiches” (como el trébol de 4 hojas), y así se transmite de generación en generación, reforzando la superstición y la creencia de que sirven para atraer la buena fortuna, así pensaban civilizaciones tan importantes como los romanos, egipcios o celtas.

Estos amuletos, por su carácter cultural, han permanecido a lo largo de la historia como el típico objeto mágico que favorece a su portador, o le ayuda en los juegos de azar.



Gato de la suerte (Maneki-Neko)

Gatos de la suerte (Maneki-Neko)

Últimamente los gatos japoneses de la fortuna se han convertido en un popular reclamo para todos aquellos que pretenden blindarse contra la mala fortuna, y suelen ocupar la entrada de los negocios y comercios.

Esta figura tan conocida se basa en una leyenda japonesa del sigo XVII, que narra la historia de un gato de raza bobtail que salvó la vida a un rico comerciante japonés durante una fuerte tormenta.

La palabra Maneki, se traduce como “invitar a entrar”, mientras que Neko significa “gato”, y esta escultura tan polular es un gato invitando a entrar, no está saludando, incluso se sabe que, si mueve la pata derecha es para atraer el dinero y la prosperidad mientras que, cuando mueve la izquierda, atrae las visitas (si mueve ambas patas intenta proteger el hogar y el negocio contra la mala suerte).


El Trébol de Cuatro Hojas

Los amuletos también pueden ser plantas, y el trebol de 4 hojas es la planta más potente desde el inicio de los tiempos, es natural, perecedero y difícil de conseguir.

Eso no significa que las joyas o figuras con su forma no carezcan de este poder, pero su efecto no es tan potente como con la planta real, fruto de la naturaleza.

Como remedio natural, los druidas de los celtas usaban amuletos y los apreciaban y utilizaban para evitar el mal a los demás y protegerse, aunque también era esencial para rituales de clarividencia.

Este amuleto sirve para todos, pero es especialmente potente en los Cáncer y Piscis.

Se piensa que, si encuentras un trébol de cuatro hojas, serás afortunado en la vida y el amor, y atraerás al dinero, es que la suerte te está predestinada.

La Herradura de la Suerte

Aunque no tan natural y, por ser de metal, más moderno que otros totems, la Herradura de la suerte es uno de los más potentes, ya que el hierro es muy poderoso, desde siempre.

Se utiliza situándola sobre el marco de la puerta, hacia arriba con forma de U, para proteger a los habitantes de la casa, es decir, como amuleto de protección.

Si se sitúa boca abajo, lo que se pretende es buscar la buena suerte aunque, sus propiedades protectoras son superiores en forma invertida.

Herraduras y tréboles de la suerte

La Rana de la fortuna

Otro animal relacionado con la buena suerte es la rana, y ha sido así en diferentes civilizaciones desde tiempos inmemoriales, porque viven en zonas de amplia vegetación y agua, elementos necesarios para el desarrollo humano, y que se daba en épocas de abundancia y prosperidad, que acompañaban la salud y el auge de los negocios.

A nivel humano, el agua es esencial para la vida, para la agricultura, la ganadería y, en este sentido, este anfibio representa al agua.

Como decíamos, son muchos los ítems, animales y plantas a las que se les atribuyen propiedades positivas para la buena fortuna, y existen tantas interpretaciones como culturas y países, por lo que es una cuestión personal y subjetiva encontrar ese amuleto que nos ayude en nuestros objetivos.

Los Atrapasueños

El Atrapasueños es un talismán de origen nativo-norteamericano (de las tribus Chippewa / Ojibwa) que, en la década de los 60-70 se extendió a otras tribus de la región, creando sus propias interpretaciones de este símbolo.

Como indica su nombre, sirve para filtrar los sueños, y se suele colocar cerca del cabecero de la cama con el fin de proteger contra las pesadillas.

Atrapasueños para la suerte

El Escarabajo Egipcio

Sin duda es uno de los amuletos históricos, desde el antiguo Egipto en su época de apogeo, porque este insecto se relacionaba con Jepri (un dios griego), conocido por renacer de sí mismo una y otra vez, otorgando fortuna y protección.

Los Elefantes de la suerte

Si hay que encontrar un animal que simboliza la buena suerte, sobre todo si llevan la trompa levantada, este es el elefante de la suerte.

Por supuesto, cualquier representación de este cuadrúpedo es válido, en joyas, vestimenta u otros elementos decorativos, sirve para la buena ventura.

La Llave de la suerte

Se relaciona este elemento con la riqueza, al considerarse esencial para abrir cofres, cajas fuertes, etc… dónde se supone que se almacenan objetos valiosos, como oro y el dinero.

Todo lo que nos ayude a mejorar en nuestro trabajo, alcanzar el amor, la salud y la prosperidad, o resolver nuestros problemas.

Otros amuletos de la suerte en detalle



Desde mi blog te invito a que explores el significado de estos amuletos de la buena suerte, y que tengas éxito en tu búsqueda… !good luck!