Torito de Pucará

Torito de Pucará

Toritos de Pucará, déjanos contarte los orígenes y el significado de este amuleto místico de la cultura andina, de alto valor espiritual y protector.

En el sur de Perú, en Pukara (junto a Cuzco), y a menos de 100 km. del lago Titicaca, podemos encontrar un talismán lleno de misticismo: el Torito de Pucará o toro de Pucará.


EL Torito de Pucará es una pieza de arte hecha en arcilla con alto simbolismo de fertilidad, protección del ganado, cosecha productiva y fortuna en la vida, un amuleto cotidiano de las comunidades en las que, la buena suerte y un poco de ayuda, es siempre importante.


Un par de toros de cerámica se encuentran en el centro de la mayoría de los tejados de los hogares, simulando la cima de una colina mirando hacia los pastos ondulados e inclinados de tejas naranjas.



Estos toros de cerámica, más que arte popular, son importantes protectores y traedores de buena fortuna para las casas y edificios que habitan los cuzqueños.

La gente los ve trayendo felicidad y bienestar a las personas que habitan en estas casas.

La gente coloca dos toros en el centro de la parte más alta de la casa. Miran en la misma dirección que las casas y entre ellos se levanta una cruz, tanto un símbolo cristiano como algo relacionado con Illapa, el dios del trueno, banderas y gallos de metal.

Generalmente se colocan cuando las casas están terminadas pero antes de que la gente empiece a vivir en ellas.

El origen de mito del Torito de Pucará

Durante mucho tiempo, en Pukara hubo una intensa sequía. No había señales de agua en los ríos y los pozos se secaron.

Un día a un campesino de Pukara se le ocurrió una idea. Decidió ofrecer un sacrificio al Dios Pacha Kamaq, el creador de la tierra.

Se ofrecería un toro negro como sacrificio en la cima de la roca de Pukara.

El toro sintió que algo malo le iba a pasar y se negó a subir a la cima de la roca. Después de mucho esfuerzo, el granjero logró manejarlo y una vez en la cima el toro sintió un deseo incontenible de frotarse contra la roca y accidentalmente clavó su cuerno en la roca y, mágicamente, el agua comenzó a salir de ella, tanto que era suficiente para abastecer a toda la población.

Desde ese milagro, la gente admiró más al toro que al campesino del que no se sabe mucho.



Desde ese día, el toro se convirtió en un elemento sagrado y los artesanos de Pukara lo incluyeron en sus representaciones artísticas.

Toro de Pukara

El significado detrás de este Amuleto Protector

Este peculiar toro tiene un gran número de detalles simbólicos:

  • El agujero a la altura del sacro representa la fertilización;
  • El mango representa la unión entre un hombre y una mujer en matrimonio;
  • Los ojos representan la atención necesaria para que el ser humano se enfrente al mundo que le rodea y la auto-observación;
  • Los detalles y trazos pintados también tienen un significado. Los trazos en forma de espiral representan la espiral de la vida, la creencia de que lo que das volverá a ti.
  • Originalmente la costumbre era colocar los toros en grupos de dos con una cruz en medio en el techo de las casas, ofreciendo protección, fertilidad y salud para los moradores.

Esta representación proviene de la cultura andina que simboliza al hombre y la mujer, el bien y el mal, la fusión entre las energías positivas y negativas, la dualidad andina, dos opuestos que generan equilibrio, similar a lo que representa el Yin Yang.

Muchas personas los portan por sus vistosos colores, pero otros por el significado ancestral y la creencia de que ofrecen protección y buena suerte.

El color y diseño del Toro

La historia de estas coloridas cerámicas se remonta a la llegada de los españoles a América, cuando los toros comenzaron a formar parte de las fiestas tradicionales de la región.

Durante estas fiestas, los animales eran decorados con muchos colores y se les aplicaba un poco de salsa picante en la nariz.

Esta es la razón por la que son representados por artesanos con la lengua afuera.

Los toros como elemento de decoración en el hogar

Los más comunes son los toros de color terracota natural adornados con blanco y rojo púrpura en su pecho mientras que en su cabeza se encuentra el verde.

Tienen la expresión de un toro majestuoso y noble y llevan el vigor y el poder de estos animales.

Sin embargo, el lugar natural está en lo alto de los tejados de Cuzco. Allí se encuentran entre la casa y el cielo. Con sus resoplidos

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *